viernes, 30 de abril de 2010

big muffin de fresas y chocolate (mi magdalena gigante)

Y para terminar bien la semana...una súper magdalena!!

Me encanta la combinación de las fresas con el chocolate y si es negro mejor aún, lo que me ha llevado a crear esta receta, que repetiré pues me ha encantado el resultado. El papel ha mantenido muy bien la humedad y ha quedado esponjosito, al día siguiente el sabor se intensificó, se asentaron los ingredientes y como los buenos vinos mejoraba con los días. Aunque no duró mucho ñam qué rico!

Ingredientes:
  • 200 grs. de petisuis de fresa (ó yogur cremoso)
  • 1 vaso de aceite de oliva suave
  • 1 vaso y medio de azúcar blanquilla
  • 275 grs. de harina de reposteria
  • 1 sobre de levadura
  • 1 chorrito de esencia de vainilla
  • 3 lingotes de chocolate negro de cobertura troceados(especial postres)
  • 1 fresa
  • azúcar glass
  • 2 trocitos de chocolate negro 70%
  • molde de horno redondo
  • papel de estraza

Preparación:


Empiezo con los ingredientes húmedos, en un bol grande añado los huevos uno a uno previamente batidos. Vierto el aceite, los petisuis, la vainilla y lo mezclo todo bien ayudándome con una espátula de goma. Continúo con los ingredientes secos, añado la harina tamizada junto con la levadura y el azúcar blanquilla. Lo mezclo sin esmerarme demasiado pues sólo necesito que ambas mezclas se unan. Ya lo tengo asi que por último voy echando poco a poco el chocolate troceado, los trozos del tamaño de una avellana son ideales porque así nos los encontramos al degustarlo.



Precaliento el horno a 180 º arriba y abajo con ventilador. Forro un molde circular de horno con papel de estraza sin engrasar. Vierto sobre este toda la mezcla y espolvoreo por encima 3 cucharitas de azúcar blanquilla, me encanta esto último porque se carameliza un poco con el calor y le da un punto muy bueno. Lo llevo al horno y allí lo tengo unos 45 minutos.
Pasado el tiempo, apago el horno y para que no tenga un cambio de temperatura brusco y arriesgarme a estropearlo lo dejo dentro por unos minutos más.

Una vez fuera y frío, retiro el papel. Decoro espolvoreando azúcar glass, coloco una fresa fresca y 2 trocitos de chocolate negro.



Uhmm qué mono y qué rico! una magdalena de grandes dimensiones, un
big muffin. Yo misma me he quedado sorprendida con el resultado. Ha subido bien, está esponjoso, importante y de sabor uhmmm. Los trocitos de chocolate....una agradable sorpresa en cada bocado!!!

jueves, 29 de abril de 2010

gratin de pennes



En mis años de estudiante, cuando regresaba a casa a pasar el fin de semana, había una pregunta que mi madre cada viernes repetía ¿que te apetece comer el sábado? yo siempre decía ¡¡macarrones con bechamel!! para el domingo decidía mi hermano, cocido, claro y así nos podíamos llevar después un poco de caldito de sopa para otro día.

Sabe que con este plato tiene mi sonrisa ganada, asi que más de una vez cuando paso allí unos días, es comida obligada. Preparaba una bandeja enooorme de horno y recuerdo que después de servirnos una ración más que generosa, mirábamos a lo lejos lo que había quedado y...repetíamos, siempre repetíamos.

Ahora también los hago yo, aunque en raciones individuales generalmente, por esas cosas de no excederme comiendo y eso y para que no quede nada para otro día y por la presentación cómo no, que no queda igual.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 250 grs. de pasta penne
  • 1 hoja de laurel
  • 1 choricillo (10 cms)
  • 4 cucharas soperas de pisto o tomate casero
  • 4 grs. de orégano
  • 2 cucharas soperas de aceite de oliva
  • sal
  • 1 cuchara sopera de harina
  • 1 vaso y medio de leche
  • 4 grs. de nuez moscada
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 30 grs. de queso parmesano en polvo

Para las galletas...
  • 1 rebanada de pan de molde sin corteza
  • 4 grs. de sésamo tostado
  • 4 grs. de orégano
  • 2 cucharadas de torta de queso italiano (serviría un queso brie, camembert,..)

Preparación:

Comienzo troceando en láminas finas el chorizo. Pongo una sartén pequeña unas gotas de aceite, no más, y añado el chorizo. Lo pongo a fuego medio, cuando empieza a coger olor añado el pisto y el orégano. Lo mezclo todo bien, lo aparto del fuego y reservo.


Pongo una cacerola mediana con agua hasta la mitad, con un poquito de aceite de oliva, una hoja de laurel y sal. A fuego alto. Cuando rompe a hervir añado la pasta, pennes en este caso. bajo un poco el fuego y los dejo el tiempo que indica el fabricante, unos 10 minutos más o menos. Pasado el tiempo de cocción, los retiro, los pongo en un escurridor y los paso por el grifo agua fría, muy rápido y sólo un poco para que se suelten. Los dejo que escurran y ya.

En un cazo pequeño...una cucharada de aceite oliva y lo llevo a fuego medio. Ya caliente añado la harina y la muevo con unas varillas para que tome un color dorado quedando tostadita y la retiro del fuego para que enfríe. Ya fría, importante esto para que no se queden grumos, lo vuelvo a poner en a fuego medio y añado la leche, la nuez moscada y una pizca de sal y pimienta. Lo muevo con paciencia hasta que se forma una textura cremosa que es cuando apago el fuego y reservo. Ya tengo la bechamel terminada.

Enciendo el horno, precaliento con el gratinador a 180º.
Ahora en la misma cacerola donde he hervido la pasta, la vuelvo a volcar, echo por encima la mezcla de pisto con chorizo...y lo muevo todo bien para que se impregne todo.

Y emplato...en unas cacerolas de barro pongo la pasta con la mezcla de pisto. Vierto por encima la bechamel, un poco de queso parmesano y orégano.

Lo llevamos a gratinar al horno y...para no dejar nada, parece un plato que llena pero cuando te pones a ello te sigue apeteciendo un poco más!

Para las galletas...

Corto la rebanada de pan de molde en formando 2 triángulos, los aliso un poco con un rodillo de amasar, esto es opcional. Unto la crema de queso de torta italiana, un poco de sésamo y orégano. Los coloco sobre papel de estraza y al horno, ambas cosas se gratinarán a la vez, la pasta y estas galletas.


Cuidado que sale bien calentito!!

miércoles, 28 de abril de 2010

ternera al gorgonzola picante

Si te gusta el queso...no nos lo podemos perder ...



Es un plato que probamos en nuestro paseo por Bormio, Italia. Un solomillo de ternera con salsa de queso gorgonzola. Desde que llegamos queríamos repetir ese sabor y este mismo lunes lo hice.
Algo muy sencillo y con una intensidad de sabor sorprendente, eso sí, te tiene que gustar el queso fuerte, porque tanto su aroma como su sabor se intensifican a medida que toman temperatura, lo que para mi, lo que para nosotros es aún mejor. Con tan sólo tres ingredientes de primera calidad esta receta deja más que satisfecho.

Ingredientes
(para 2 personas):
  • 2 chuletones de ternera medianos
  • 100 ml de nata liquida para cocinar
  • 100 grs. de queso gorgonzola, en este caso picante
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

y para acompañar...
  • patatas
  • aceite de oliva
  • sal

Preparación:

Más fácil no se puede...saco la ternera de la nevera, salpimento y la dejo a temperatura ambiente.
Pelo las patatas, las lavo y las corto como si fueran para tortilla. Las pongo en un cuenco y las echo un poco de sal por encima.
En una sartén honda pongo aceite de oliva hasta la mitad y lo pongo a fuego alto. Cuando coge temperatura, añado las patatas y bajo un poco la temperatura del fuego. Dejo que se hagan poco a poco.

Por otro lado en un cazo pequeño echo la nata y el queso gorgonzola cortado en dados. Lo pongo a fuego débil y lo muevo hasta que se funde todo formando una crema.

Cuando tengo las patatas doradas es entonces cuando pongo una gota de aceite en una sartén grande y a fuego alto. Ya bien caliente coloco la ternera sobre ella y la sello por ambos lados.
Al haberla tenido fuera de la nevera, por dentro estará en su punto, poco hecha, caliente, jugosa y muy tierna.
Retiro del fuego la crema de queso y las patatas y las pongo en papel secante.

Emplato la carne con un poco de crema de gorgonzola por encima y un montoncito de patatas. El resto de la crema lo llevo a la mesa en un cuenco pequeño y a repetir tanto como se quiera o quede. Sale bastante cantidad asi que con bien de pan...y a mojar!


martes, 27 de abril de 2010

almejas al cava seco

almejitas ricas, ricas!! de toma pan y moja!

...haciendo la compra para nuestro II fin de semana gastronómico e intentando jugar al despiste con los ingredientes, hice una parada en la pescadería. Me quedé frente a estas almejas y..."por favor me pone dos puñaditos" estaban vivas y presentaban muy buen aspecto y pensé ...si las riego con el cava seco que tengo enfriándose en la nevera seguro que están...y la salsita debe quedar...!
A ello!!

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 puñaditos de almejas (2 raciones)
  • agua
  • sal
  • 1 vaso de cava seco Brut Nature de Freixenet
  • 1 guindillita roja seca (cayena)
  • 1 cebolleta entera (la parte blanca y el tallo más verde)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 cucharilla de harina
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:

Nada más llegar a casa las saqué de su paquete (envoltorio de papel) y las puse en un cuenco hondo con agua hasta cubrirlas y una cucharadita de sal. Las tapé con papel de film y las llevé a la nevera por unas horas.

Empiezo pelando los ajos, les quito el tallo que tienen en su interior, los lamino y los pongo en el mortero con el perejil picado y una pizca de sal. Lo machaco bien mezclándolo todo.


Continúo preparando la cebolleta, uhmm vaya, que olorcito desprende! cómo se nota que están recién cortadas!! me las ha traído mi abuelo, él mismo las cortó de su huerto asi que frescas no, fresquísimas!ya verás, van a impregnar toda la nevera, ya las puedo envolver bien. Bueno al lío. Lavo la cebolleta con detenimiento asegurándome que no queda nada de tierra. Y la corto por completo en juliana, muy fina y reservo.

En una cacerola grande, pongo el aceite de oliva y lo llevo a fuego alto. Cuando toma temperatura echo la cebolleta y bajo un poco el fuego. Dejo que se poche hasta que veo que se pone
transparente que es cuando añado la cayena y la mezcla de ajo, perejil y sal machacado. Lo dejo que dore todo un poquito. Cuando todo ha tomado un poco de color doradito...echo la harina para que la salsa después tenga cuerpo y muevo con cuidado de que no se pegue en el fondo de la cacerola. Ya tostadita vierto el cava y el agua y subo el fuego hasta llevarlo a ebullición. (Mientras he sacado las almejas de la nevera, las he pasado por el grifo y escurrido.)
Llegado a este punto añado las almejas a la cacerola y tapo con la tapadera. Las dejo unos 20 minutos a fuego débil hasta que todas o casi todas las almejas se abren. Apago el fuego, las dejo reposar un poco ya ya estás listas para comer! a veces las hago de un día para otro y casi diría que están incluso mejor.

Muy importante...acompañar con una buena ración de pan!!

jueves, 22 de abril de 2010

griego dulce de ciruelas

Y aquí el colofón final para nuestro primer fin de semana gastronómico. Muuuuuy dulce!!


De sabor y textura estaba perfecto pero los dos coincidimos de que era mucha cantidad y siendo tan dulce pues...vamos que después de todo lo que habíamos comido decidimos compartir una copa para los dos, mejor así! Con los ingredientes que listo a continuación hizo dos unidades, en mi opinión con estas cantidades sacaría justamente el doble, cuatro unidades, de verdad muy rico pero también muy contundente.

Ingredientes (para 2 personas):
Para el dulce de ciruelas
  • 4 cucharadas soperas de mermelada de ciruelas
  • 3 yemas de huevo
  • 1 hoja de gelatina neutra
  • 200 grs. de azúcar

Para la cuajada de griego
  • 2 yogures griegos naturales (sin azúcar)
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 75 grs. de azúcar
  • zumo de medio limón
  • aceite de oliva de canela

Preparación:
Para el dulce de ciruela
Lo primero es hidratar una hoja de gelatina (siguiendo las indicaciones del fabricante). En un cazo mediano, puso 4 cucharadas soperas de mermelada, las yemas, el azúcar, el zumo de limón y la gelatina blandita ya.
Lo llevó al fuego hasta que empezó a hervir ligeramente. Lo retiró y trituró con la batidora.
Sirvió un poco (1/3) en cada copa y bien tapadas con film las llevó a enfríar por unas horas, una al menos.
Para la cuajada de griego
Calentó la mitad del yogur en un cazo mediano y añadió el azúcar. Continúo incorporando a la mezcla la gelatina (4 hojas) hidratadas ya.

Sacó de la nevera las copas con el dulce de ciruela en la base, cuajadito y añadió la cuajada de griego hasta llenarlas. Lo volvió a tapar con film y a la nevera nuevamente hasta la hora de servirlo (mínimo 2 horas). La crema de griego se queda con la textura de una cuajada y el dulce de ciruela...uhmmm cremosito!!



Unas gotitas de aceite de oliva y canela de calidad para decorar y listo!!

lunes, 19 de abril de 2010

bizcobolas de chocolate y cacahuete

qué forma más deliciosa para aprovechar unos buenos bizcochitos!


Me regalaron un paquete de bizcochos de soletilla... con una buena taza de chocolate caliente están de muerte, pero no!! vamos a hacer algo más innovador, algo que podamos comer poco a poco en pequeños bocados y que se mantenga bien por unos días... unos mini bizcochitos chocolateados uhmm algo así.

Ingredientes (para 20 uds):
  • 175 grs. de bizcochos de soletilla
  • 1 cucharada sopera de azúcar blanquilla
  • 20 grs. de mantequilla a punto de pomada
  • 150 grs. de queso en crema suave
  • 1 cucharada sopera de crema de cacahuetes con trozos
  • media tableta de chocolate con leche
  • 2 filas de chocolate blanco
  • crocanti de avellanas
  • perlas de anís



Preparación:

En un bol bastante grande desmigajo muy bien los bizcochos de soletilla. Añado el azúcar, la mantequilla a punto de pomada , el queso en crema y mezclo todo muy bien con una lengua de cocina. Quiero que esta vez los bizcochitos sean de cacahuete, así que añado la crema de cacahuetes a la mezcla anterior y lo muevo bien. Se ha formado una masa compacta y algo pegajosa que rpenso bien formando una bola y la llevo a la nevera bien tapada con papel de film. La dejo por unas horas, 1 al menos.
Pasado ese tiempo saco la masa y formo con ella bolitas del tamaño de una nuez. Cuando termino con toda la masa las vuelvo a poner en frío bien envueltas, 20 minutos más o menos. Mientras, pongo el chocolate con leche al baño maría y lo retiro una vez deshecho.
Pasado ese tiempo las saco y una a una las voy pinchando por ejemplo, en unos palillos y las baño en el chocolate con leche.


Escurro bien para que caiga el chocolate sobrante y las voy colocando encima de papel de estraza. Con el chocolate aún húmedo las decoro con un poco de crocanti, chocolate blanco o unas bolitas de anís.
Tengo todas las bizcobolas ¡ya las he bautizado! terminadas así que las coloco en una caja, bandeja o similar, las tapo bien para que no cojan posibles olores en la nevera y las dejo enfriar hasta que el chocolate que las cubre endurece, 2 horas mínimo. Y ya están! son fáciles y están que no veas, bien tapadas en la nevera aguantan unas semanas aunque a mi me duraron muy poco pero porque nos encantaron y...no nos resistimos!!

Es un bocado que me recuerda a los tronquitos que mi madre en contadas ocasiones g,g,g me daba de niña después de la merienda.

miércoles, 14 de abril de 2010

bloody mary con berberechos

El tercer entrante de nuestro fin de semana gastronómico. A Víctor le encantó pero a mi...el bloody mary se hace con vodka y al mezclarlo con el tomate...pues eso, que no es un sabor que me agrade demasiado, quizás debería haberlo hecho un poco más flojo, ya le dije, para la próxima...ejemm. Por lo demás...fenomenal. El tomate súper fino y los berberechos eran de muy buena calidad, frescos y eso se nota.




Ingredientes
(para 2 personas):

Para el bloody mary:
  • 0,5 l de tomates
  • 60 grs. de vodka
  • sal
  • pimienta
Para los berberechos:
  • 350 grs. de berberechos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 chorrito de vino blanco seco
  • sal
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 ramita de perejil
  • 1 ud. de pimienta negra en grano
  • 1/4 de una taza, de agua
Preparación:

Para elaborar el bloody mary, lo primero que tuvo que hacer es pelar los tomates, quitó las pepitas, troceó y los hizo zumo con la batidora. Mezcló con el vodka y salpimentó.

Para lo berberechos...estuvieron en un cuenco con agua y sal unas horas y después los puso en un escurridos bajo el chorro de agua fría, de esa manera sueltan la arena que puedan tener.

En una cacerola mediana puso la ramita de tomillo y perejil, la pimienta, el agua y el vino y lo dejó cocer a fuego suave unos 20 minutos. Pasado el tiempo incorporó los berberechos hasta que se abrieron, que fué cuando los retiró. Fuera ya de la cacerola, les añadió unas gotitas de limón y les quitó las conchas.



A la hora de servirlo...primero puso en la base de la copa los berberechos y después virtió sobre ellos el bloody mary. Unas hojitas de perejil para decorar y...fíjate que entrante más rico le quedó! y cargadito porque me costaba un poquito... con eso de que llevaba vodka no veas.

martes, 13 de abril de 2010

volcán templado de angulas surimi-concurso "dando la lata"

Hace no mucho tiempo ví que había un concurso en la web de canal cocina, con motivo de la emisión de un nuevo progama. Se trataba de hacer una receta cuyo ingrediente principal fuese en lata. No sé por qué pues nunca pensé en presentarme en este tipo de concursos pero decidí hacer algo y probar...empecé a pensar en algo diferente, atrevido, original y por supuesto con buen sabor.

Este fué el resultado, lo presenté de dos formas pero ....ooooooh no he ganado nada! la verdad es que había recetas muy buenas y yo sólo soy alguien a quien le gusta cocinar, aprender y disfrutar creando... y comiendo cómo no. Ha sido divertido. Qué intriga todo este tiempo! Ahora que ya conocemos a los ganadores he decidido publicar mi receta aquí. Espero que os guste!

Ingredientes (para 2 personas):
  • 1 cuacharadita de café de guindillita roja seca y molida (cayena)
  • 175 grs. angulas surimi picantes (2 latas)
  • 1 cucharada sopera de ajo molido
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 puerro
  • 100 grs. gambas
  • 1 vaso de vino blanco
  • pimienta negra molida
  • sal
  • 4 láminas de pasta de canelones
  • medio vaso de aceite de oliva
Preparación:

Empiezo abriendo las 2 latas de angulas surimi y poniendo en a
gua caliente las láminas de pasta para canelones (siguiendo las indicaciones del fabricante).

Cojo el puerro, lo lavo por completo y utilizo sólo la parte tierna y blanca. Lo corto en juliana y lo reservo. Pelo los tres ajos, los quito el tallo y los corto en láminas. Reservo. Pelo las gambas y las reservo.

Ahora ya preparo la crema de puerro, pongo un cazo mediano a fuego medio con el aceite de oliva, echo el puerro, sal, pimienta y el ajo. Lo dejo unos 10 minutos hasta que el puerro esté bien pochado, transparente. Cuando llega a este punto, añado las gambas y el vino blanco. Subo el fuego y lo dejo unos 4 minutos más. Una vez fuera del fuego rescato 8 gambas para después decorar y el resto junto con el puerro y el ajo lo paso al vaso de la batidora y lo bato dejando aparte la sustacia líquida (el jugo de las gambas con el vino y aceite resultante de la coción) en otro cazo más pequeño.


Continúo formando los volcanes con la pasta de canelones, 4 volcanes (canelones) en total, para cerrarlos los sello con un poco de mantequilla a punto de pomada. 1 volcán ya enrollado lo corto recto por la mitad y otro lo corto en diagonal por la mitad también.
Ya están los cuatro montados asi que paso la crema de puerro que tengo batida a una manga pastelera de boquilla estrecha. Y en cada volcán voy alternando un poco de crema de puerro y unas angulas directamente de la lata, puerro, angula, asi hasta terminar con angulas. Que asomen por los lados para que a simple vista podamos saber cuál es el ingrediente principal de nuestro plato.

Emplato de la siguiente forma: pongo extendido 1 volcán entero y en vertical, de pie dos mitades y unas gambas por encima (las que había reservado).

Para rematar y simulando la lava de un volcán...pongo a calentar el cazo pequeño con el juguito de las gambas, el vino, el aceite (el jugo que tengo reservado)...le añado ajo en polvo y guindillita roja seca y molida (cayena), a fuego muy alto, bien caliente y lo paro y riego con ello por encima de cada volcán.

uhmm ya está!!

lunes, 12 de abril de 2010

cremoso de fresas y chocolate crujiente

En temporada de fresas...a sacarlas su mayor partido!!


Hace unos días me invitaron a comer, al pasar por la cocina vi unas fresas estupendas y pregunté si podría
hacer algo con ellas, sí, claro, me dijeron. Asi que no me lo pensé e improvisé. El resultado...una crema suave con un jarabe de fresas, ese toque de chocolate...
Las fotos, una pena, no son muy buenas pero no había tiempo asi que re
petiré la receta con alguna variación y veremos con cuál me quedo...g,g,g. Desde luego que éste es para repetir, sin duda.

Ingredientes (para 4 personas):

  • 1 bandeja pequeña de fresas
  • medio Limón
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 1 yogur de fresas
  • 3 cucharadas soperas de queso suave en crema
  • 100 ml de nata líquida
  • 1 sobre de cuajada
  • media tableta de chocolate de cobertura
  • 2 filas de chocolate blanco
  • palillos de madera (largo brocheta)
  • papel de estraza
Preparación:

Fresas
Lo primero que hago es laminar las fresas más grandes, reservando dos enteras que parto por la mitad para después decorar chocolateadas.
Las fresas laminadas las pongo en un cuenco con unas gotitas de limón y azúcar. Lo muevo, mezclo bien y lo dejo un tiempo (30 minutos) para que se forme un almíbar, jarabe de fresas dulce y sabroso.

Crema de fresas y chocolate
En un cazo pequeño caliento un poquito de nata (medio vaso), cuando empieza a hervir lo retiro y lo vierto en un vaso, echo el sobre de cuajada y lo muevo -que es cuando lo retiro- (siguiendo las indicacio
nes del fabricante).
En otro cazo, mediano en este caso, echo el resto de la nata, el yogur y el queso. Lo pongo a fuego medio, lo muevo bien hasta que empieza a hervir y añado la mezcla hecha con el sobre de cuajada (siguiendo las indicaciones del fabricante).
Una vez tengo la crema vierto en cuatro copas llenando hasta la mitad. Lo llevo a enfriar (media hora). Reservo el resto en el fuego a temperatura débil.
Mientras, pongo al baño maría el chocolate de cobertura hasta que se deshace por completo.


Saco las cuatro copas con la crema ya fría. Coloco a modo de capa la fresa laminada. Reservando para decorar el almíbar.


























Ahora por encima de las fresas, una capa de chocolate de cobertura, no muy gruesa y lo llevo a
enfriar (unos 15 minutos). Al enfriarse, el chocolate se pone durito. Uhmm!!


Ya lo tengo y es hora de echar por encima el resto de la crema que habremos mantenido a temperatura muy débil en el fuego. Las termino de llenar y las vuelvo a llevar a la nevera bien tapaditas con papel de film. Allí las tengo al menos una hora. Pasado ese tiempo vierto por encima un poquito del jarabe/almíbar que se generó al tener las fresas laminadas en azúcar y limon.


Decoración:

En un plato llano extiendo papel de estraza. Con una cuchara cojo chocolate de cobertura y hago 4 montoncitos de choco, los extiendo "un poco" simulando la forma de una fresa. Pongo sobre cada uno de ellos las fresas que corté a la mitad, quedando como base el chocolate. Llevo el resto del chocolate a una manga pastelera de boquilla finita y dibujo líneas sobre las fresas. Derrito el chocolate blanco al baño maría y de la misma forma hago otras líneas.

Tengo las fresas bañadas y decoradas con los dos chocolates, asi que me las llevo a la nevera hasta la hora de servirlas cuando las pincharé en unos palillos de madera.















Todavía me acuerdo de esa primera cucharada...sentimos algo durito en el interior, los cuatro nos miramos...el chocolate! se queda crujiente, duro y poco a poco lo fuimos rompiendo, divertido además de bueno. Me reservé para el final la fresa chocolateada. No sé que tiene el chocolate que me apasiona!!

jueves, 8 de abril de 2010

pollo asado al punto de romero

Si hay un plato con el que siempre se acierta es este...pollo asado...a quién no le gusta el pollo?

Rico, completo, fácil de hacer y que te deja libre hasta el momento de servirlo. Con pocos ingredientes y como siempre digo... con mucho cariño.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 cuartos de pollo (2 contramuslos)
  • 2 patatas medianas
  • 4 ajos
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • medio limón
  • medio vaso de vino blanco
  • medio vaso de agua
  • 4 grs. de romero seco

Preparación:

Precaliento el horno a 180º arriba y abajo (con ventilador). Pelo las patatas, las lavo, las troceo en dados y salpimento. Las dispongo en una bandeja de horno junto con los ajos sin pelar y dejando hueco para el pollo. Salpimento el pollo por ambos lados y lo coloco con la piel hacia arriba en la bandeja. En un cuenco pequeño vierto el vino, aceite, agua, sal, romero y el zumo de medio limón, lo emulsiono bien ayudándome con un tenedor y echo un poco por encima del pollo y las patatas reservando el resto para regarlo de nuevo cuando esté a la mitad del horneado. Utilizo la mitad del limón esprimido para cortarlo en rodajas y añadirlo a la bandeja con el resto de ingredientes. Lo mantengo en el horno unos 45 minutos. La piel se queda crujiente y el resultado... un clásico pollo asado con un aroma a campo con ese puntito a romero que me traslada a la montaña sin salir de casa.


Reconozco que el mejor pollo asado que he probado es el que hace mi padre, está increíblemente bueno, pero también hay que decir que él tiene un horno de leña y ese saborcito tan peculiar a ahumado, sólo se consigue con una buena madera. Le pone mucho interés, desde que enciende la primera llama hasta que lo lleva a nuestros platos asi que el resultado no puede ser otro. Cuando lo vuelva a hacer pondré unas fotitos. Hoy nos quedamos con el mío.

brandada de bacalao con confitura de tomate

Y...vamos con el segundo entrante de nuestro primer fin de semana gastronómico...en cantidad, bastante generosos... todos estaban buenísimos pero yo me quedo con este, qué sabor más bueno!! acompañado con un buen vino blanco, un Viñas del Vero de uva alemana, afrutado uhmm

Ingredientes (para 3 personas):

Para la confitura de tomate
  • 250 grs. de tomate triturado
  • 75 grs. de azúcar
Para la brandada de bacalao
  • 1/4 de kilo de patatas
  • 1/4 de kilo de bacalao
  • 150 grs. de aceite de oliva
  • 50 grs. de nata líquida
  • sal
  • 2 ajos grandes
  • 100 grs. de picatostes de pan para decorar
Preparación:

Empezó con la confitura de tomate, coció el tomate triturado pelado con el azúcar durante 45 minutos, lo trituró de nuevo, dejó enfriar y reservó.
A continuación cocinó la brandada, en una cacerola mediana a fuego débil confitó la patata junto con los ajos en el aceite, cuando ya casi tenía la patata blandita añadió el bacalao y lo dejó unos 10 minutos más. Recuperó el bacalao, la patata, un poco del aceite de haberlo confitado, sal y por último la nata. Llevó todo al vaso de la batidora y lo emulsionó. Todo echo una crema lo dejó enfriar.
Lo emplató de la siguiente manera...primero dispuso la brandada de bacalao, llenó 3/4 partes del recipiente y encima un poquito de la confitura de tomate. Decoró con unos picatostes y...qué bien le quedó!!

martes, 6 de abril de 2010

mantecados de almendra y canela


Son muchas las veces que mi padre dice lo que le gustan los mantecados, mi abuela en ocasiones se los hacía...le traen buenos recuerdos. Aprovechando que este fin de semana lo he pasado con ellos los he preparado por primera vez y se los he llevado para que me diera el visto bueno y...le han gustado!! en mi opinión les faltaba un poco más de grosor y de sabor ricos ricos...además dejé la almendra picada en trozos no muy pequeños para encontrártela al comerlos ... una delicia!



Ingredientes (900 grs):
  • 350 grs. de harina
  • 5 grs de canela en polvo
  • 250 grs. de azúcar
  • azúcar glass
  • 125 grs. de almendras tostadas
  • 175 grs. de manteca de cerdo

Preparación:

Lo primero de todo es picar las almendras en el vaso de la picadora y con cuidado de no hacer una masa, quiero ver trocitos, encontrarlos en cada bocado. Precaliento el horno arriba y abajo a 180º. Forro con papel de estraza una bandeja de horno.
Pongo la harina muy bien extendida en una sartén muy grande, lo llevo al fuego y lo tuesto durante unos 20 minutos moviéndolo continuamente. Una vez pasado ese tiempo y algo doradito, lo retiro y dejo enfriar. Ya frío, añado las almendras picadas y lo mezclo bien. Pongo papel de film en la encimera y echo la mezcla anterior, añado el resto de ingredientes, azúcar, canela, manteca (a temperatura ambiente) y trabajo la masa, no se queda compacta, más bien como arenosa. Con un rodillo de pastelería lo extiendo como puedo dejando un grosor de medio centímetro (un poco más gorditos seguro que están mejor). Son un poco delicados de trabajar porque se demigajan asi que ...paciencia mucha paciencia. Con varios cortapastas voy haciendo formas y los voy colocando en la bandeja del horno. Cuando los tengo todos los llevo al horno a 225º y los dejo entre 5 y 10 minutos, no más. Toman un color tostadito. Los saco y los dejo enfriar sin tocarlos. Ya fríos los espolvoreo con azúcar glass. Uno a uno los envuelvo en papel de seda para que se mantengan mejor.




Me han salido 2 bandejas, una para mis padres y otra para los suegri...después de comerse el primero repitieron, los tomaban de dos en dos ... creo que sí les gustaron!