miércoles, 3 de marzo de 2010

pastel de carne

Es un plato que me gusta preparar especialmente cuando alguien viene a vernos. Lo puedo tener hecho unas horas antes a falta de gratinar y así puedo disfrutar de la compañía de mis invitados a su llegada. Además, es contundente y llamativo... o al menos a mi me lo parece.

Ingredientes
(para 4 personas):

Preparado de carne:
  • 500 gr. de carne picada (mezcla de cerdo y ternera)
  • 2 cucharadas soperas de tomate frito casero
  • 1 pizca de orégano
  • medio vaso de vino blanco
  • ajo en polvo
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 1 toque de guindillita roja (cayena seca molida)
  • sal
  • pimienta

Puré de patata:
  • 3 patatas pequeñas
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1 vaso y medio de agua
  • medio vaso de leche
  • sal
  • 1 toque de nuez moscada
  • 1 toque de pimienta negra molida

Galleta de queso:
  • queso mozzarella
  • queso parmesano
  • orégano
  • 1 toque de guindillita roja (cayena seca molida)

Preparación:

En un bol pongo la carne picada y la salpimento. A continuación la paso a una cacerola con una cucharada de aceite y a fuego medio hasta que esté bien echa. La muevo constantemente. Añado orégano, ajo en polvo y cayena. Ya doradito vierto el tomate y el vino blanco. Bajo el fuego y tapo la cacerola para que reduzca. Ya tengo la carne casi en su punto. Ha reducido, paro el fuego.

Por otro lado preparo el puré de patata. Pelo, lavo y troceo las patatas, las pongo en un cazo cubriéndolas con agua y leche. Enciendo el fuego a temperatura media-alta(que no hierva demasiado). Añado nuez moscada, sal, mantequilla y pimienta negra. Lo dejo unos 30 minutos hasta que la patata esté blandita. Hay veces que se me consume el agua asi que añado un poco más de leche si es necesario.
Una vez cocido, lo quito del fuego y lo paso con la batidora pero sólo un poco porque quiero encontrar algún trozo de patata a la hora de comerlo y para que la textura no sea demasiado cremosa.

Por último, las galletas de queso, en una bandeja de horno pongo papel de estraza y hago pequeños montoncitos con mozzarella, parmesano, orégano y cayena. Dejo distancia entre ellos para que al fundirse los quesos no se junten unas con otras y al final tenga una galleta gigante, g,g,g,g.

Montaje. Utilizo cuencos de cristal transparente para que se pueda apreciar a simple vista las capas y los colores. Empiezo poniendo una base de puré, continúo con el preparado de carne y así voy repitiendo hasta terminar con puré de patata. Espolvoreo queso parmesano y mozzarella por encima.

Llegado a este punto, lo puedo dejar así todo preparado (incluso desde por la mañana y tomarlo para cenar) a falta de gratinar en el momento de la degustación.

Precaliento el horno a 180º arriba y abajo. Una vez listo lo pongo sólo en la opción de gratinado e introduzco los cuencos con el pastel y la bandeja con las galletas. Ambas cosas se harán al mismo tiempo. 10 minutos después (depende del horno) ya tengo cena amigos! eso sí, nada de repetir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada